viernes, 20 de octubre de 2017

Inician ensayos ambientales del SAOCOM 1A en CEATSA

Sigue a continuación una noticia publicada hoy en el portal de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), destacando el inicio de los ensayos ambientales del satélite SAOCOM 1A en Centro de Ensayos de Alta Tecnología (CEATSA) de la provincia de Río Negro.

INICIO DE LOS ENSAYOS AMBIENTALES DEL SAOCOM 1A

El satélite de observación de la Tierra con radar de microondas SAOCOM 1A, desarrollado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) en conjunto con empresas y organismos nacionales, inicia la campaña de ensayos ambientales en el Centro de Ensayos de Alta Tecnología (CEATSA), en Bariloche.

El equipo de CONAE, INVAP y CEATSA listo para realizar los
ensayos en la Cámara de Termovacío en CEATSA.

El primer ensayo con el cual se inaugura la campaña es el de termo-vacío, que reproduce las condiciones de temperatura y de vacío existentes en el espacio. La plataforma de servicios del satélite ya completada, con un panel representativo térmicamente del panel central de la antena radar SAR (Radar de Apertura Sintética) y con las mantas térmicas que lo recubren en su exterior, se trasladó desde la Sala de Integración Satelital de INVAP hacia CEATSA en Bariloche, para realizar el ensayo ambiental en la Cámara de Termovacío. Durante este ensayo la plataforma y el panel serán expuestos a las condiciones de vacío y de temperatura representativas de las que tendrá el satélite en su órbita, a 620 kilómetros de distancia de nuestro planeta, desde donde observará diariamente la superficie terrestre.

Los preparativos de este ensayo incluyeron la instalación de  466 termocuplas (los sensores de temperatura) en la plataforma de servicios y 249 termocuplas en el panel representativo de la antena SAR, la disposición de los equipamientos auxiliares específicos y el correspondiente cableado, para interconexión con los equipos que controlarán la evolución del ensayo, durante las próximas tres semanas.

La Cámara de Termovacío de CEATSA es un recipiente estanco de 5,2 metros de diámetro y 6 metros de largo, donde se introduce el satélite para exponerlo a condiciones de presión (vacío) y ciclado térmico, calentando el entorno hasta los 20°C y enfriándolo hasta los 150°C bajo cero, con el objetivo de comprobar su correcto desempeño en esas condiciones, y validar los modelos matemáticos que ayudarán a predecir su comportamiento en órbita.


La vida en el espacio no es fácil, el SAOCOM 1A tiene que funcionar expuesto a temperaturas que llegan en algunas de sus partes a los 100°C, cuando está iluminado por el sol. Y tres meses al año, de noviembre a principios de febrero, se enfriará pudiendo alcanzar en alguna de sus partes los 100°C bajo cero, en las secciones de las órbitas en las que esté “en sombra” (en eclipse), al pasar por detrás de la Tierra. Esta variación de temperatura es la que tendrá que afrontar el satélite SAOCOM 1A a lo largo de los 10 años de vida útil estimada, durante las 14 vueltas por día que dará a la Tierra.


Un desarrollo espacial complejo, fruto del trabajo conjunto

El nuevo satélite argentino de observación de la Tierra SAOCOM 1A, desarrollado por la CONAE con empresas y organismos nacionales ya tiene el cuerpo listo, en configuración de vuelo. La plataforma de servicios del SAOCOM 1A y la electrónica central del radar SAR fueron desarrollados y fabricados por la empresa INVAP S.E., contratista principal de la Misión SAOCOM. En el Laboratorio de Integración y Ensayos (LIE) del Centro Espacial Teófilo Tabanera de la CONAE en Córdoba se realizó la integración y ensayos de la enorme antena SAR de 35 metros cuadrados y 1.500 kilogramos de peso, compuesta por 7 paneles de 1,5 x 3,5 metros cada uno, los cuales se montaron sobre una estructura plegable fabricada por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). El desarrollo de los paneles solares del satélite, necesarios para convertir la luz del sol en energía eléctrica para el funcionamiento del SAOCOM 1A, fue un trabajo conjunto entre INVAP, a cargo del diseño y fabricación de la estructura y mecanismos de despliegue, y la CNEA, que realizó el diseño e integración de las celdas solares y el sistema de interconexión de los tres paneles solares. Próximamente la antena SAR del SAOCOM 1A viajará desde el Centro Espacial de CONAE a la sede de INVAP en Bariloche, para su integración a la plataforma de servicios y continuar en CEATSA con la campaña de ensayos.


La Misión SAOCOM

Formada por dos constelaciones de satélites, SAOCOM 1 y SAOCOM 2 y a su vez cada constelación integrada por dos satélites, SAOCOM 1A y SAOCOM 1B, y SAOCOM 2A y SAOCOM 2B. Esta misión llevará al espacio una compleja tecnología de observación de la Tierra mediante radar de apertura sintética (SAR) en banda L, especialmente diseñado para detectar la humedad del suelo. Esta información será utilizada en agricultura para elaborar mapas de riesgo de enfermedades de los cultivos (como el hongo fusarium, perjudicial para el trigo), para crear sistemas de aplicación eficiente de fertilizantes y desarrollar modelos hidrológicos de alerta temprana de inundaciones, especialmente sobre la región pampeana. Los satélites SAOCOM funcionarán en conjunto con cuatro satélites italianos en el Sistema Italo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), creado por la CONAE y la agencia espacial italiana ASI, para contribuir a la gestión de emergencias y el desarrollo económico mediante información de origen espacial.

Fuente: CONAE

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.